¿Cuál es la canción más larga del mundo?


In-A-Gadda-Da-Vida es una composición de 1968 de diecisiete minutos de duración, grabada por la banda de San Diego (California, EE.UU.) Iron Butterfly.

Esta canción apareció en su segundo disco de estudio (Iron Butterfly, Atco Records 1968), y por primera vez en la historia una cara de un elepé por completo estaba ocupada por una única composición que además se convirtió en un gran éxito comercial del que seguro que Pink Floyd tomó muy buena nota.

Desde entonces, muchos han sido los compositores que han querido romper ataduras con el confinamiento que los soportes físicos imponen sobre sus obras y se han lanzado a componer piezas de duración imposible.

Zwei Jahre, una canción de Record Guinness


De acuerdo con el Libro Guinness de los Récords, la canción más larga lanzada comercialmente es Zwei Jahre (“Dos años”) de la banda alemana de pop Phrasenmäher que dura 90 minutos y 10 segundos. Se trata de una canción editada por Sony Music Entertainment Germany GmbH en enero de 2014 a través de iTunes, Amazon y Spotify que contiene 482 refranes y un total de 11 588 palabras.

¿Cuál es la canción más larga que jamas has escuchado entera? Amigos de festivalesdepop.com, esperamos con ganas vuestros comentarios. ¡Sorprendednos!

De 24 horas a mil años

Dejamos los Récords Guinness aparte y sin ningún ánimo exhaustivo, te ofrecemos a continuación tres ejemplos de obras de duración imposible. ¿Te atreves a escucharlas de un tirón?

The Flaming Lips
Wayne Coyne (the Flaming Lips), apóstol del frikismo musical longevo | Foto: Chema Helmet

1) The Flaming Lips: 7 Skies H3

En 2011 los cabezashuecas de Oklahoma comandados por el imprevisible Wayne Coyne grabaron una canción de 24 horas de duración que se incluyó en un epé titulado 24 Hour Song Skull. De este disco se editaron 13 copias que se comercializaron en unas unidades de memoria flash que iban insertadas en el interior de auténticos cráneos humanos. ¿El precio de cada epé? 5000 dólares estadounidenses.
www.satelliteheartradio.com/24/


2) Jem Finer: Longplayer

Esta pieza se reproduce desde la computadora del músico inglés Jem Finer (que fue uno de los fundadores originales de The Pogues) desde la medianoche del 31 de diciembre de 1999 y terminará de sonar el 31 de diciembre de 2999. En ese momento, volverá a sonar desde el principio.
Además de vía Internet, también se puede escuchar en Londres en el faro del Trinity Buoy Wharf.
www.longplayer.org


3) John Cage: As Slow as Possible

Halberstadt es una ciudad alemana en el estado de Sajonia-Anhalt con una población de unos 40 000 habitantes. En su centro histórico está la iglesia de San Burchardi donde se puede escuchar una obra para órgano compuesta por el estadounidense John Cage, que empezó a sonar en 2001 y que terminará de sonar el próximo 5 de septiembre de 2640, ¡639 años después!
La iglesia de Halberstadt tiene muchas cosas que contar, es todo un símbolo de la historia europea, ya que ha sobrevivido a la Guerra de los 30 Años, a las cazas de brujas medievales, a las cacerías y deportaciones de judíos organizadas por los nazis en el siglo XX, a los bombardeos aliados (que destruyeron el 80% de toda la ciudad), a los saqueos del Ejército Rojo de Stalin, a la separación de Alemania…

Mediante un sistema de pesos y fuelles que proporcionan el aire necesario para hacerlo funcionar por sí solo, el órgano de la iglesia de San Burchardi comenzó a reproducir esta pieza (que empieza con un silencio de diecisiete meses de duración) en 2001. De acuerdo con la partitura, los cambios de acorde han sido y serán el 5 de julio de 2012, el 5 de octubre de 2013 y el 5 de septiembre de 2020, a este último le seguirá una nota final que sonará durante nada menos que 620 añitos.
El hecho de que se reproduzca en Halberstadt y no en otro sitio no es casual, pues en esta ciudad sajona se construyó el primer órgano de tubos conocido, fue construido exactamente 639 años antes de que John Cage compusiera esta obra. ¿Lo pillas?
www.aslsp.org/de/home.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Clef two-factor authentication